Copyright © Sacra Híspalis. Quedan prohibida la reproducción total o parcial de los textos sin mencionar a la autora y el blog.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de las fotografías sin mencionar a sus autores.

licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.

STOP plagio

Todos los derechos reservados.

CEDRO

Licencia de Creative Commons licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.
STOP plagio


lunes, 6 de junio de 2016

Sacra Híspalis
Itinerario viernes 17 de Junio de 2016 
SEVILLA SAGRADA. VESTIGIOS DE LA HISTORIA (III)

Hermandad de Ánimas del Señor San Onofre

En Sevilla, los franciscanos no tuvieron sede canónica hasta la reconquista de la ciudad. Los religiosos, formaban parte del séquito de Fernando III, suponemos que debía conocer suficientemente a los franciscanos, nada extraño si tenemos en cuenta que su primo el Rey Luis de Francia, pertenecía a la Orden Tercera Seglar y probablemente Fernando III también podría haber pertenecido a la misma. 

La Hermandad de San Onofre, se establece en el compás del convento en el año 1520. En la actualidad tiene acceso principal a la Plaza Nueva y puerta trasera a la calle Joaquín Guichot, desde donde también se accede al patio, a las dependencias altas, a la sacristía y a lo que en tiempos fue la casa de los sacristanes y del capellán. 

San Onofre, tuvo más terrenos en propiedad, donde se hallaba el  Hospital de las Animas y que se levantó gracias a la cesión que hicieron los franciscanos en 1523, de un “cementerio viejo que existía en el compás”, camposanto árabe del que se han hallado restos recientemente.

El fin principal de la Corporación de San Onofre, era el de oficiar misas por las almas del purgatorio, sufragando estos gastos las dádivas que  recaudaban lo hermanos a modo de limosna en el propio compás franciscanos los días de precepto. Tras el derrumbe de la Casa de los Franciscanos, en 1840, la Capilla del Santo ermitaño, se ve camuflada por una falsa fachada al modo que las casa vecinas del mismo acerado, escondiendo en su interior el último reducto de una joya monástica. En nuestros días, el sagrado recinto, acoge la Adoración Permanente al Santísimo Sacramento.


Biblioteca y museo mariano. Convento del Santo ángel de la Guarda (O.C.D.)

Este centro documental atesora en torno a 6.000 volúmenes que van desde el siglo XVI hasta nuestros días. Según fray Juan Dobado, se trata de “una de las joyas ocultas de la ciudad de Sevilla”. 

Para ello se ha acondicionado la sede de la Biblioteca y Museo, descubriendo el edificio original del año 1608. Consta de tres salas visitables y dos más de lectura y consulta, que se han dedicado a San Juan de la Cruz, fundador del Convento; a religiosos que tuvieron que ver mucho con este convento, como el P. Columbiano de la Sagrada Familia, fundador de la revista Miriam y gran amante de la Biblioteca, al P. Ismael de Santa Teresita, primer director e incansable propagandista de Miriam y a Fray Humberto de San José, entrañable belenista y sacristán del Santo Ángel; y personalidades relevantes en el mundo mariano como Juan Martínez Alcalde, que comenzó en esta casa sus primeras publicaciones.

Se exponen en sus salas más de 200 obras de arte entre esculturas, pinturas y artes suntuarias de los siglos XV al XX, obras de arte pertenecientes a la Provincia Ibérica de los Carmelitas Descalzos de España, procedentes del Convento del Santo Ángel y de otros conventos de la Orden. A ello se suman las colaboraciones de particulares que han donado obras al Museo.

Día: viernes 17 de junio  

Hora: 18.30h. 

Duración del itinerario: Tres horas  aprox.

Lugar de encuentro: Hdad. de San Onofre. Calle Joaquín Guichot, nº 4. Espaldas de la capilla. 
                             
      
Lugares a visitar: 

-Capilla y dependencias de la Hermandad de Ánimas del Señor San Onofre.
-Biblioteca Mariana y Museo. Convento del Santo Ángel de la Guarda (O.C.D.) 


Inscripciones
sacrahispalis@gmail.com
 Tlfs.: 606 035 538


















Buenos días Andalucía, buenos días mundo

Hoy, desde el más intenso de los sentimientos,el amor. 
En esta historia, leyenda de la ciudad, como en muchas historias anónimas que no han trascendido, el amor anula la razón y la cordura, confundiendo el pensamiento y desvinculándose incluso, hasta a la propia sangre.

Susona, apodo de Susana Ben Susón, fue una judía de Sevilla conocida popularmente por su belleza. Era hija del judío converso Diego Susón.
Los judíos fueron un colectivo oprimido en la Sevilla de la baja Edad Media e incluso llegó a producirse una matanza en la judería en 1391 y en 1478 se funda en España la Inquisición. En torno a 1480 los judíos en Sevilla, Carmona y Utrera tramaban una conspiración para desestabilizar el Estado y uno de sus cabecillas era el padre de Susona.
Los conspiradores se reunían en casa de Diego Susón para tramar la difusión de los planes, que incluían liberación de presos para que produjeran desórdenes, beneficiar el poder musulmán y llevar a cabo levantamientos violentos en las principales ciudades.

Susona era estaba vinculada sentimentalmente a un joven cristiano, ella le puso al tanto de la situación contándole todos los pormenores de la conspiración judía que se estaba fraguando.
El cristiano acudió al asistente mayor de la ciudad de Sevilla, Diego de Merlo, para informarle de lo que le había contado Susona. De Merlo acudió con tropas a una de las reuniones y arrestó a todos los judíos, que fueron condenados a muerte.

La hermosa Susona, sintió un enorme sentimiento de culpa por haber traicionado a su padre y por el baño de sangre judía que se produjo por su indiscreción, optando por recluirse un convento.
A su muerte ordenó que su cabeza fuera colgada de la puerta de su casa, en el Barrio Santa Cruz de Sevilla, para recordar a la gente su traición.
Con los siglos, la cabeza se sustituyó por un candil. Posteriormente, se cambió el candil por un azulejo donde se muestra su calavera.

La actual calle Susona, fue nombrada, durante años como calle de la Muerte.
Hoy nuestros buenos días, son un recuerdo al amor, aunque en esta ocasión, este viejo sentimiento, nos ha llegado teñido con sangre judía.

Buenos días Andalucía, buenos días mundo.
Paz y Bien.



domingo, 5 de junio de 2016

Buenos días Andalucía, buenos día mundo.

Hoy desde la Plaza de Santa Cruz, corazón de la judería sevillana.

La cruz de forja fue realizada por Sebastián  Conde en el año 1692,
y actualmente está situada 
en el centro del jardín que decora la plaza de Santa Cruz, 
Fue retirada de su ubicación en la calle Sierpes, 
con Cerrajería y trasladada al convento de las RR MM 
Mínimas de San Francisco de Paula (situado en la esquina 
de Rioja con Sierpes).

El Venerable Siervo de Dios fray Sebastián de Jesús SIllero, 
lego del Convento Casa Grande de San Francisco y natural 
de Montalbán y hermano de la Santísima Vera Cruz de Sevilla, 
ante una tremenda época de sequía, predijo que hasta que 
la cruz no volviese a su lugar de origen, no llovería, y así fue. 
La Cruz es trasladada y comenzó a llover sobre la Ciudad. 
Esta cruz, estuvo situada hasta 1840 en la calle Sierpes,
 en su confluencia con la calle Rioja. 

Está diseñada como una cruz farola, de la que salen cuatro 
serpientes, que hacen referencia a la calle Sierpes, su primitivo 
lugar de emplazamiento, y sobre sus cabezas se apoyan 
unos angelitos que portan unos faroles forjados. 

Según algunos historiadores el verdadero nombre de la 
Cruz de la Cerrajería fue la Cruz de las Sierpes, o serpientes,
 según la obra “El Cicerone de Sevilla” de Alejandro Guichot.
La Cruz de la Cerrajería fue trasladada al emplazamiento 
actual en 1918, con motivo de la remodelación de la 
Plaza de Santa Cruz proyectada por el arquitecto regionalista
 Juan Talavera y Heredia.
La cruz de guía, con la que abre el cortejo procesional 
cada Martes Santo la Hermandad de Santa Cruz, es una reproducción, de los grandes artistasOrfebreria Delgado Lopez en 1998 y está basada 
en la Cruz de la Cerrajería que preside la plaza. 

Feliz Domingo. Paz y Bien.