Copyright © Sacra Híspalis. Quedan prohibida la reproducción total o parcial de los textos sin mencionar a la autora y el blog.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de las fotografías sin mencionar a sus autores.

licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.

STOP plagio

Todos los derechos reservados.

CEDRO

Licencia de Creative Commons licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.
STOP plagio


viernes, 27 de febrero de 2015

Sacra Híspalis.
Itinerario viernes 06 03 2015
Reflejos áuricos sobre la talla. El dorado y estofado.  (III)

 El oro se conocía ya en la India hace más de 6000 años. 
Los  sumerios y egipcios, ya trabajaban con este preciado metal, de manera artesanal, para enriquecer objetos de cultos, sarcófagos, tumbas y ornamentos. Fueron los chinos, quienes descubrieron la manera de trabajar el oro hasta convertirlo en finas láminas o panes, dando la apariencia de oro macizo en las terminaciones de sus piezas artesanales.  

 Bizancio fue sin duda, la gran difusora artística de este arte del dorado, ya que influenciada por egipcios y orientales, crea una nueva tendencia en sus ornamentaciones áuricas, unidas a la espléndida belleza de su expresión artística en los objetos de lo sacro. 

 La técnica del dorado y estofado, llegó a Italia procedente de Bizancio, extendiéndose su uso en la Edad Media, con las etapas románicas y góticas, por toda Europa, llegando a su máximo esplendor durante el renacimiento y el barroco.  El dorado y estofado, se empleó en los altares, retablos, pasos, y esculturas, siendo a su vez imprescindible, en los majestuosos salones reales y en la corte europea, durante la plenitud del barroco.  

 En los siglos XVI y XVII, los doradores, estofadores y batihojas, se organizaron como gremio, alcanzando así, independencia profesional de carácter propio, que ha permaneciendo así hasta nuestro días. Doradores sevillanos de la talla de Francisco Ruíz, “Currito el dorador”, Manolo Calvo, Antonio Díaz, Luis Sánchez, Carlos Bravo, Miguel Santana y Mercedes Calvo, han hecho que el arte del dorado según Sevilla, sea reconocido de manera universal.
En nuestro itinerario, visitaremos dos hermandades señeras de la Ciudad, cuyos amantísimos Titulares, poseen una impresionante unción sagrada y un bellísimo patrimonio ornamental. 
Ambas Cofradías comparten barrio al amparo de la misma parroquia y poseen una historia devocional intensa que ha llegado intacta hasta nuestros días. Nos referimos a la Hermandad del Stmo. Cristo de la Fundación y Ntra. Sra. de los Ángeles (los Negritos) y a la Hermandad de Ntro. Padre Jesús de las Penas y Ntra. Sra. de Gracia y Esperanza (San Roque).    

Día: 
Viernes  06 de Marzo 2015  

Hora: 18.00h.  

Duración del itinerario: Tres horas.

Lugar de encuentro:                                                  
Parroquia de San Roque. Plaza de Carmen Benítez.

Importe: 10 euros adultos. Niños menores de 16 años gratis. 

Lugares a visitar: 
-Parroquia de San Roque.
-Hdad. Sacramental de Ntro. Padre Jesús de las Penas y Ntra. Sra. de Gracia y Esperanza.
-Casa-Hdad. de la Hdad. de San Roque.
-Capilla de Ntra. Sra. de los Ángeles, Hdad. del Stmo. Cristo de la Fundación y Ntra. Sra. de los Ángeles.
-Casa-Hdad. de la Hermandad de los Negritos.
-Taller de dorado de D. Miguel Santana y Dña. Mercedes Calvo. 



Inscripciones
sacrahispalis@gmail.com
 Tlfs.: 606 035 538 



















Galería del itinerario de Sacra Híspalis, dedicado al bordado, en el que visitamos las Hermandades de las Cigarreras y los Estudiantes

 Mil gracias a D. Claudio Espejo, Hno. Mayor de la Hdad. de las Cigarreras y a D. José Manuel López, historiador y archivero, de la misma.

 Mil gracias a D. Antonio Piñero, Hno. Myor de la Hda. de los Estudiantes y a todos los miembros de la Junta de Gobierno de la Hdad., que nos acompañaron en la visita.

 Mil gracias a Joaquin López, copropietario de Talleres de Bordado Santa Bárbara, por permitirnos entrar en su taller y admirar las maravillosas obras de arte del bordados que salen del mismo.   

 Mil gracias de corazón, como siempre, a tod@s l@s amig@s que participaron en el itinerario y de alguna u otra forma lo hicieron posible. 


 Mil gracias a Fco. Javier Montiel y Miguel Ángel Falcón, por su inestimable trabajo. 

 Y mil perdones a las personas que conformaron la lista de espera del mismo, y desgraciadamente no pudieron participar por las dimensiones del taller. 
A tod@s, MIL GRACIAS.


Irene Gallardo