Copyright © Sacra Híspalis. Quedan prohibida la reproducción total o parcial de los textos sin mencionar a la autora y el blog.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de las fotografías sin mencionar a sus autores.

licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.

STOP plagio

Todos los derechos reservados.

CEDRO

Licencia de Creative Commons licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.
STOP plagio


martes, 25 de febrero de 2014



Sacra Híspalis. Cíngulo, esparto y cola. 
Hermandades de negro de Sevilla.
Itinerario realizado para los hermanos y hermanas
de la Hermandad del Santo Entierro
de San Fernando
Cádiz.


 La primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla, conocida popularmente como “El Silencio”, es la primera corporación cofrade, que hace el 14 de Abril de 1356, Estación de Penitencia con sus hermanos revestidos de una especie de túnica de angeo de color morado, sin brillo, tosca soga de esparto ceñida a la cintura y el rostro cubierto por una cabellera de cáñamo, que se sujetaba a las sienes una corona de espinas. Se decía, que estos cofrades iban “como el Nazareno”, vestidos para la penitencia y en recuerdo de los padecimientos que Cristo sufrió en su Pasión y Muerte, de ahí el nombre de nazarenos para denominar a los hermanos que hacen Estación de Penitencia con sus Titulares en Semana Santa. 

 El hábito nazareno ha evolucionado de muy diversas maneras. Para las Hermandades que nos ocupan, las llamadas “de negro”, esta vestimenta, suele estar compuesta por túnica de ruan, de color negro, de cola, con cinturón de esparto ancho y capirote superior al 1.20m. Estas hermandades potencian los elementos propios de la sobriedad y austeridad que les caracterizan, con la intención de intensificar el rigor penitencial, observando cuidadosamente el orden de las insignias, el comportamientos de los nazarenos, insistiendo en su recogimiento procesional y en la escogida presencia musical en la procesión, a base de música de capilla, sochantres, escolanías y bandas de música con repertorios exclusivamente fúnebres. Estas corporaciones principalmente, son fruto de todo el movimiento pasionista que se desarrolló durante los siglos XIII, XIV, XV y XVI.  

Comenzamos este itinerario, diseñado especialmente para los hermanos de la Hdad. del Santo Entierro de San Fernando (Cádiz), en la Iglesia de San Juan Bautista “vulgo de la Palma”.  En el  mismo pórtico de la iglesia, Irene nos contó la leyenda que le da el sobrenombre “de la Palma”.

Después de esta curiosidad histórica pasamos al interior del templo donde nos encontramos a la virgen de la Amargura en su impresionante altar de septenario. Allí Irene nos habló de la historia de la hermandad y de los autores de las imágenes. Después entramos en la capilla sacramental para ver la magnífica talla de Ntro. Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes.

Debido a un pequeño problema de horarios de misa en la iglesia de la Anunciación cambiamos la visita a la hermandad del Valle por la visita a la sala de exposición donde se encuentran los tesoros de la hermandad de la Amargura, tales como túnicas del cristo, sayas y manto de la virgen, así como las bambalinas, respiraderos y candelería del paso de palio, entre otros enseres.

Seguidamente nos dirigimos a la parroquia del Divino Salvador, donde nos esperaba Juan Manuel Contreras, Tte Hno. Mayor de la Hermandad de Pasión. Primeramente visitamos la capilla donde se encuentra la maravillosa imagen del Señor de Pasión y de la Virgen de la Merced. Tras besar el pie del Señor, los que quisimos. En esta ocasión no pudimos acceder a la sala de exposición de enseres de la hermandad donde se encuentran sayas y bambalinas muy antiguas, porque estaban limpiando la plata preparándose para lo que ha de venir. Para finalizar la visita, subimos a las dependencias de esta Archicofradía, donde se encuentran expuestas algunas obras artísticas de bordado dignas de admirar, donde Irene nos contó su uso en la hermandad y alguna que otra anécdota.

Acabamos el itinerario en el taller del dorador Miguel Santana Morato  y su esposa Mercedes Calvo, hija del prestigioso dorador Manuel Calvo Camacho, que nos explicó muy detalladamente como se realizan estas monumentales obras de arte, únicas en su estilo. 

Sin duda una experiencia inolvidable.

Crónica y fotos: Fco Javier Montiel




















No hay comentarios:

Publicar un comentario